Hablemos de las caries

El cuidado de la boca es más importante de lo que parece. Muchas personas que saben que tienen caries no acuden al dentista hasta que no sienten dolor.

A veces incluso pensamos que puede ser algo pasajero, no le damos la importancia que merece. Pero acudir a revisiones y corregir esas caries a tiempo es muy importante para la salud bucal general.

Si son lesiones pequeñas, podremos ver pequeñas imperfecciones estéticas. Cuando las lesiones son un poco más profundas podemos empezar a sentir cierto dolor, sensibilidad al comer…etc.

Y cuando ya son más avanzadas, tendremos dolor intenso o cuadros de infección. La caries es una enfermedad super agresiva, podemos perder la pieza dental, incluso parte del hueso.

¿Qué es una caries?

El término necesita ser aclarado. La caries es una enfermedad. No deberíamos decir tengo una carie, dos o tres, sino que lo que tenemos es una enfermedad, da igual cuántas.

Debemos por lo tanto tratarla en conjunto, tanto las lesiones como la enfermedad en sí misma. La enfermedad es Biofilm-dependiente: esto quiere decir que va a depender principalmente de segregación de bacterias de la placa bacteriana en nuestros dientes y del consumo de azúcares y de carbohidratos fermentables. No se puede erradicar por completo, pero sí es una enfermedad que se puede prevenir.

 Las lesiones que vemos en los dientes son la consecuencia de la enfermedad, la manifestación clínica.

radiografia-caries-blog-clinica-sorias

¿Mi genética puede predisponerme a tener caries?

Hay diferentes factores que intervienen de manera directa en la formación de caries, pero la genética no es uno de estos. Depende del consumo de azúcares, de carbohidratos, es decir en gran parte de mi dieta, y de mi higiene personal bucal, esto no es algo que se hereda, evidentemente.

Si nuestros padres o nuestro entorno tienen unos hábitos concretos de alimentación que nosotros imitamos, puede que estemos provocando la aparición de la enfermedad, pero por ser un factor imitable, no tiene por qué ser heredable.

Tú puedes modificar tus hábitos y tener una higiene bucal adecuada, utilizar una pasta de dientes fluorada y unos hábitos de alimentación saludables y cambiar tu caries por una boca más sana. Si consigues un equilibrio tu microbiota oral esta enfermedad no aparecerá, aparecerá cuando haya un desequilibrio o una disbiosis.

La calidad de la saliva también influye, ayuda a inclinar la balanza a favor o en contra, pero no es un factor tan determinante como los otros que hemos mencionado.

¿Me puedo contagiar de caries?

Si es una enfermedad, es lógico pensar que se puede contagiar, y antes así se creía. Pero en realidad eso no es verdad. Esto depende del desequilibrio de las bacterias.

Estas bacterias patógenas ya están en tu boca, no te las puede introducir nadie, el problema es el desequilibrio: que estas bacterias estén en desequilibrio es lo que causa la caries.

Se pueden transmitir por vía bucal otras enfermedades (herpes, gripe, resfriado común, Covid, mononucleosis, etc), pero no la caries.

Y si la tuve de pequeño, ¿cómo me afecta?

Tiene consecuencias en por ejemplo en que incrementa las posibilidades de tener la enfermedad de adulto.

Afecta también en las fobias: muchas fobias a los dentistas se arrastran desde la infancia, porque a veces la salud bucal infantil queda en segundo plano, las muelas de leche por aquello de que son pasajeras no tienen la atención que merecen y si a un niño se le complica una infección, la primera vez que vaya al dentista no va a tener una experiencia grata.

Las caries en los dientes de leche hay que tratarlas, porque estos dientes tienen nervios, las caries progresan y los niños puede tener dolor etc. Y por supuesto que una buena salud bucal permite a los niños hablar, sonreír, comer etc correctamente.

caries-niños-blog-clinica-sorias

Si no siempre duelen, ¿cómo sé si tengo caries?

Ven a nuestra clínica y te haremos una revisión de tus dientes y te aconsejaremos el tratamiento más adecuado para ti. Cada 6 meses o una vez al año hay que hacer revisión para cuidar adecuadamente la salud de tu boca.

En cuanto veas alguna mancha sospechosa, vente a nuestra clínica. Te orientaremos sobre lo que debes hacer en cada caso.

La salud dental está relacionada con la prevención de otras enfermedades como el Alzheimer o enfermedades cardiovasculares, en concreto las enfermedades periodontales.

Aquellos pacientes que sufren deterioro cognitivo tienen más descuidada su salud bucal, pero también aquellos que ya tienen periodontitis, tienen una serie de reacciones, que favorecen que se desarrolle el Alzheimer. Es decir que es una relación evidenciada en ambas direcciones.

Esto nos hace pensar en que plantearse un cuidado de la boca es muy importante. No debemos subestimar el lavado bucal, porque como estamos leyendo, afecta a nuestra salud general, esforzarse en cepillarse los dientes correctamente, es importante.

Diabetes y cuidado bucal

De nuevo es una relación bidireccional: un paciente con una enfermedad periodontal tiene mayor riesgo de desarrollar diabetes, y un paciente con diabetes, tiene mayor riesgo de tener una enfermedad periodontal. Los niveles de glicemia son difíciles de controlar en un paciente con diabetes. Cuando se le realiza un tratamiento para tratar una enfermedad periodontal a un paciente con diabetes, se nota que mejora sistemáticamente la diabetes.

Además, las mujeres embarazadas con una enfermedad periodontal tienen mayor riesgo de desarrollar diabetes gestacional, que como bien sabemos, es una enfermedad que en el embarazo puede tener consecuencias como recién nacidos con bajo peso, partos prematuros, etc.

Y si crees que tienes una caries o tienes molestias en tu dentadura, no dudes en pasar a visitarnos. Puedes reservar tu cita a través de la web de Clínica dental Sorias