Es una intervención que se realiza para intentar conservar un diente que de otra forma tendría que ser extraído. Consiste en la eliminación del tejido pulpar (¨nervio¨), que esta dentro de las raíces dentarias, para mantener el diente y su función masticatoria.

Causas que pueden requerir una endodoncia:

  • Ante un estímulo frio o caliente.
  • Ante un cambio de color del diente.
  • Caries dentales.
  • Si la pieza dental ha sido manipulada en distintos procedimientos odontológicos
  • Cuando hay una inflamación irreversible del tejido pulpar (pulpitis)
  • Cuando hay una necrosis (muerte) del tejido pulpar
  • Traumatismos o golpes.