Si tienes los dientes mal colocados, no solo está relacionado con tu estética dental, también con otros problemas, como la dificultad a la hora de tener una buena higiene, molestias al masticar y dolores en la cabeza.

La ortodoncia se encarga de corregir la posición de los dientes y de los huesos maxilares.

Son tratamientos que se puede realizar a cualquier edad, tanto en niños como en adultos.

Es aconsejable que la primera revisión en el ortodoncista se realice a los 6 años. A estas edades no siempre hace falta tratamiento, pero podemos detectar problemas del desarrollo de los huesos maxilares que requieren un tratamiento precoz. Si dichos problemas se prolongasen en el tiempo el caso se complicaría significativamente.

Hasta los 12 ó 13 años aproximadamente, donde el paciente aún está en crecimiento, podemos guiar a los huesos hacia una posición correcta. Pasado el pico de crecimiento del paciente nuestro tratamiento sólo podrá ir enfocado a mover los dientes, por eso es tan importante hacer una revisión anual al ortodoncista mientras su hijo está en la fase de crecimiento.

Disponemos de diferentes opciones de tratamiento, desde el sistema convencional con bracket hasta la ortodoncia invisible. Te asesoraremos en la que más te conviene.