REGENERACIÓN ÓSEA

Podemos considerar al hueso una estructura ¨dentodependiente¨. La pérdida de un diente conllevará la perdida o reabsorción del hueso alrededor del mismo.

Para sustituir los dientes perdidos muchas veces requeriremos de la creación de un nuevo hueso de soporte. La técnica consiste en la utilización de unos materiales de sustitución ósea que favorecerán la neoformación de un hueso vivo en la zona tratada.